lunes, 2 de abril de 2007

Escenario: race to the bottom – la competividad entre países

La frase „race to the bottom“ significa en sentido político un fenómeno que puede occurir cuando la competición entre países causa una reducción de normas regulatorias. Esta teoría implica que la reducción de regulaciónes aumentará la pobreza.

Como ya hemos visto, la globalización ha abierto la oportunidad para empresas de desplazar su ubicación para abaratar costes. Además no sólo es una oportunidad, más bien el cambio de la locación es obligatorio para mantener la competitividad. De esta manera los países están en competición a favor de las empresas, lo que puede ser un escenario amenazado.

Hay que temer que varios costes bajen a cargo de presupuestos del Estado. Entonces puede imaginarse que los impuestos bajen, además de menores condiciones respecto al medio ambiente, y también reducción de sueldos. Esta lucha de ofrecer mejor precios está fomentada por una posición agravada en negociaciones por el estado y los empleados. Las empresas ganan más poder de negociación. Por lo tanto hay que tomar en serio las amenazas de las empresas.

Por supuesto, hay que tener en cuenta entre otros hechos como la infraestructura, el nivel de la formación o la estabilidad del sistema político. A causa de ello, pienso que dentro de la U.E. también haya una competividad fuerte entre los países a favor de las empresas.